Picture of Admin Admin
Truco de literatura: Algunas pautas para conseguir un mejor estilo literario
de Admin Admin - viernes, 22 de agosto de 2014, 06:06
 
Veamos cómo narrar la historia, así como el empleo de los sinónimos y la longitud de las frases en una obra para conseguir el mejor estilo.

Cómo se cuente la historia es lo que va a marcar la diferencia, lo que la convertirá en única. La diferencia estriba en el modo en que el escritor la narre. 

reda

A la forma de narrar la historia se le llama "estilo". El estilo del escritor dará forma a la historia. Por estilo, por tanto, se entiende el lenguaje que el escritor emplea, y cómo hace que a través de la él la historia resulte interesante o aburrida, por ejemplo. 
El estilo debe caracterizarse por la claridad y la belleza. 
La claridad hace referencia a saber qué expresión es la más adecuada para evitar las confusiones o la ambigüedad. 
Si el autor desea que una obra reúna claridad y belleza, deberá hacer una precisa selección de las palabras, sabiendo en cada caso qué se quiere decir exactamente sin conformarse nunca con el uso de cualquier palabra

El escritor debe tener cuidado con el empleo de sinónimos, porque no quieren decir exactamente lo mismo que la palabra de la que el autor busca algún sinónimo.
Cada palabra cuenta con sus propios matices, y por esa razón son palabras distintas.

Si el escritor no quiere repetir la misma palabra varias veces y busca sinónimos para ello, pero ninguna se adecua con precisión a lo que pretende, entonces será mejor que opte por la repetición antes que sacrificar la claridad.

En cuanto a la longitud de las oraciones, este tema es verdaderamente importante, y lo es porque con ello se dará un ritmo u otro a un texto, o a una parte concreta del mismo.

Con las frases cortas el ritmo se acelera, y con las largas se detiene. Lo ideal en un texto es la mezcla de ambas, según el momento de la narración de que se trate y de lo que quiera transmitirse en cada caso. 

Si en un momento de la obra el autor quiere que el lector sienta rapidez y dinamismo, empleará frase cortas. Si por el contrario en otra parte de la narración desea imprimir un ritmo más sosegado, tendrá que recurrir a oraciones largas. 

En cualquier caso debe saber intercalar frases largas con frases cortas. La armonía reside precisamente en una buena mezcla de frases largas, cortas e intermedias.

Este truco forma parte del Taller de escritura creativa: ¿cómo utilizar la imaginación en nuestros textos literarios? Toda la información en nuestra web.